Hace poco comentaba lo mucho que me gusta crear listas. Cuando descubrí la técnica de organización Bullet Journal encontré una sencilla manera de mejorar las que escribo a mano en mi libreta. Lo que más me gusta de esta técnica es que utiliza diferentes símbolos para categorizar las diferentes entradas de una lista y en el caso de las tareas, los diferentes estados en los que se encuentra.

El método original utiliza la siguiente clasificación:

Tareas, eventos y notas

La división en tareas, eventos y notas favorece la captura de todos los pensamientos que tienes a lo largo del día. Captura y organiza la información de manera muy ágil. El autor lo denomina «registro rápido». 

Estado de las tareas

En el método original, las tareas se representan con un boliche, pues consideran que es más rápido, más limpio y se transforma mejor que una casilla de verificación (como las que aparecen en la imagen del artículo). Pueden adquirir uno de los siguientes cinco estados: incompleta, completada, trasladada, archivada e irrelevante. 

Para aumentar su prioridad, el autor sugiere añadir un asterisco delante de las tareas importantes.

Si queréis más información, el autor explica su método en este vídeo de cinco minutos (en inglés con subtítulos en castellano):

No es estrictamente necesario pero mucha gente utiliza cuadernos específicos que ya vienen con las secciones creadas, como el que os muestro a continuación:


Imagen principal de Glenn Carstens-Peters en Unsplash.

La tipografía utilizada en las imágenes es Gaegu, de Google Fonts. Los textos y las imágenes están basados en la página de explicación del propio método

Este artículo contiene enlaces del programa de afiliación de Amazon. Cuando compras a partir del enlace, percibo una pequeña comisión que contribuye al mantenimiento de este sitio web.