Con estas sencillas actividades promovemos el reconocimiento y la discriminación de los colores básicos. También sirven para trabajar la atención, la concentración y la motricidad fina. Podemos aprovechar para mencionar los nombres de los colores o dejar simplemente que los clasifiquen y los agrupen.

Encontraremos los materiales que necesitamos en prácticamente cualquier bazar:

Materiales

  • Gomas del pelo
  • Pompones
  • Pajitas
  • Recipientes (utilizamos bases para magdalenas)
  • Tubos de papel higiénico
  • Pintura

Alternativa: si no dispones de pompones ni de gomas del pelo de colores, prueba a cortar las pajitas en trozos de aproximadamente un centímetro. Si tampoco tienes recipientes de colores, coge una huevera y pinta cada hueco de un color diferente.

Herramientas

  • Base para clavar las pajitas (un trozo de corcho blanco sirve)
  • Pincel

Procedimiento

  • En el caso de la actividad con tubos de colores, pintamos previamente los tubos de los colores que más nos interesen (en nuestro caso de todos los colores de la bolsa de pompones) y los dejamos secar.
  • Para todas las actividades, colocamos los materiales sobre la mesa e invitamos a colocar o a meter cada elemento en el color al que pertenece.